miércoles, 21 de diciembre de 2011

Nuestra casita de jengibre

Manaña es el último día de cole y como nosotros vivimos en la casita encantada, hoy hicimos una casita de jengibre muy muy chula, para comérnosla mañana.
Nos ha costado un poco hacerla, pero con muuuuuuucha paciencia, lo conseguimos.
Primero hicimos el "pegamento"para las paredes, y para eso utilizamos azúcar, limón, y la clara de un huevo, y la verdad es que como siempre, le sacamos mucho provecho a la actividad, porque vimos la transformación de los ingredientes, y como siempre nos fascinó, y aunque todavía nos cuesta asimilar algunas cosas, la verdad es que estuvimos muy muy atentos (me encantan las caritas de sorpresa que ponen cuando hacemos este tipo de actividades).
Mirad, mirad...



Nos quedan muuuuchas cositas que contar, muuuchas muchas, el viaje de Mica y Pato a casita de Manuel, que fue muy emocionante; toooodos los árboles genealógicos gracias a los cuales conocimos a las familias de nuestros compis, fomentamos la expresión oral de los más tímidos(cuando se trata de nuestras cosas nos soltamos más), además de conocer las tradiciones familiares de todos los bichitos; pero la cámara tiene frita a la profe así que le pediremos una a los reyes a ver si hay suerte.

Prometo poner toooodas las fotos, que son muchas, en cuanto me sea posible, hasta entonces, un besito navideño a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
NINGÚN DÍA ES IGUAL A OTRO, CADA MAÑANA TIENE SU MILAGRO ESPECIAL , SU MOMENTO MÁGICO, EN EL QUE SE DESTRUYEN VIEJOS UNIVERSOS Y SE CREAN NUEVAS ESTRELLAS.